El debate sobre el Imserso, nadie está contento

Hoteleros y agencias de viajes se quejan de la rentabilidad que les proporciona el programa del Imserso. Las diferentes asociaciones ponen sobre la mesa sus propuestas para reformarlo. Afirman que el modelo actual está sustentado también por las pérdidas que asumen hoteleros y agencias. Por ahora la licitación de la próxima convocatoria está congelada de forma cautelar por parte del Ministerio. Son 130 millones de euros que el gobierno destina a subvencionar viajes para mayores de 65 años.

Los agentes calculan que cuando venden los viajes del Imserso reciben una comisión que no supera los 10 euros una vez descontados los gastos. Una de sus propuestas es cambiar el modelo actual eliminando el concurso y liberalizándolo para conseguir mayor participación. Los representantes de las agencias de viajes no son partidarios de los concursos de gran envergadura que excluyen a las agencias pequeñas y medianas y sólo favorece a los operadores de grandes grupos.

¿Qué fórmula proponen? Repartir un cheque o bono entre las personas mayores beneficiarias del Imserso para que puedan reservar y comprar su viaje a la agencia que consideren. Estos viajes podrían ser libres entre una oferta especialmente diseñada para el público mayor de 65 años y avalada por el Ministerio.

Por su parte, la patronal hotelera quiere que las tarifas que cobran de la subvención cubra los costes y suponga algún beneficio para el sector. Fijan el precio en 25 euros por persona y dia, unos tres euros más que lo que reciben actualmente. Proponen prorrogar la situación de la adjudicación del concurso actualmente en vigor, pero para rediseñarlo.

La administración afirma que, a pesar de la suspensión temporal por el recurso presentado por los hoteleros, el programa no corre peligro. También defiende que es rentable y no quiere incrementar el esfuerzo económico que realizan los jubilados ya que mayoritariamente reciben menos de 1.000 euros de pensión.

0 0 0