El copiloto de Germanwings estrelló el avión de forma deliberada

La fiscalía francesa que investiga el accidente de vuelo Barcelona-Dusseldorf de la compañía Germanwings ha afirmado que el copiloto no dejó entrar al piloto en la cabina y accionó los mandos de descenso de forma voluntaria. Según la fiscalía la intención del piloto era destruir el avión.

La grabación de la caja negra del avión desvela muchas de las incógnitas que rodeaban al siniestro. Los pilotos ni perdieron el conocimiento, ni sufrieron un desvanecimiento. El copiloto estuvo vivo y respiraba con normalidad hasta el último momento. “Se le oye respirar, no contesta a los controladores y no abre la puerta al piloto” explica el fiscal francés Brice Robin.

Ahora queda por determinar si la acción se enmarca en un suicidio o en un atentado. El vuelo llevaba 150 personas a bordo que perdieron la vida sobre los Alpes franceses. El fiscal, que ha escuchado las grabaciones de la caja negra, ha querido comentar que los pasajeros no fueron conscientes de la situación trágica hasta el último momento.

0 0 0 0