El Brexit sí afectará al turismo

El informe interno del gobierno británico sobre las consecuencias de su salida de la Unión Europea prevé una caída de su economía de entre un 2% y un 8%.

Este descenso del PIB tendrá una repercusión directa sobre la capacidad de compra de la población que será proporcional. A menos poder adquisitivo menor consumo o consumo más barato. Trasladado a los viajes podría suponer que los turistas británicos realicen menos salidas, pero lo que es seguro es que su gasto en origen y destino será inferior.

Como explicó Comunicatur hace unas semanas, TUI ya está trabajando en la búsqueda de destinos nuevos más baratos para sus clientes británicos. La previsión de la pérdida de poder adquisitivo en la economía familiar la dan por hecha. El Brexit no sale gratis, pero en este caso ni para ellos ni para la industria del turismo mundial.

A España llegan unos 20 millones de turistas del Reino Unido cada año, es el primer mercado emisor y sigue batiendo récord de visitantes. En el caso de Catalunya, con más de 2,1 millones de turistas, ocupa el segundo puesto por detrás de Francia. Los ingresos anuales generados por los turistas británicos en Cataluña superan los 1.600 millones de euros. Y un dato relevante, que puede anticipar la situación del Brexit en el turismo, durante el 2017 la evolución del número de turistas del Reino Unido fue prácticamente de un +5%, mientras que los ingresos únicamente crecieron un +1,5%. El turista que llega de las islas gasta menos.

0 0 0 0