El Barcelona Tourism Summit crece y cumple expectatives mientras “El Corte Inglés” revoluciona el sector

Coincidiendo con el Salón de turismo B-Travel, se celebró en Barcelona la tercera edición del Barcelona Tourism Summit, una jornada que reúne a profesionales y a estudiantes del sector con el objetivo de reflexionar sobre el futuro del turismo y alentar a estos a buscar nuevas vías para entenderlo.

La edición tuvo dos partes claramente diferenciadas: mañana y tarde. Por la mañana, después de unos breves parlamentos institucionales, la atención se centró en Mark Robinson, responsable de Comunicación de Ferrari Land. Más que hablar del nuevo espacio de ocio, Robinson presentó lo que es Port Aventura World. De hecho, se trató de una presentación en inglés, más adecuada para un público más forastero que local, buen conocedor del parque. Lo más atractivo sobre Ferrari Land fueron los vídeos que incluyó en la presentación. Como más destacado, informó de que este año, la Semana Santa ha sido la que más visitantes ha recibido el complejo de Port Aventura desde sus inicios, cosa que se atribuye, lógicamente, al efecto Ferrari Land.

Dos mesas redondas, una sobre los 25 años de los Juegos Olímpicos de 1992 y su repercusión en el turismo y otra sobre el turismo hoy en día, fueron los complementos matinales de la jornada. Pero quién revolucionó la sesión de la mañana fue Javier Fernández Andrino, director de Marketing Internacional y de Estrategia del segmento de lujo de El Corte Inglés.

“En un futuro inmediato, el mercado chino será tan grande como todos los otros mercados juntos”
En su intervención, Javier Fernández insistió en el tema que ya hace unos años que desarrolla: el futuro del turismo pasará por el shopping, afirmación corroborada por el último estudio de tendencias de futuro elaborado por las agencias asociadas al operador de viajes de lujo Virtuoso, según el cual, en los próximos diez años, las dos principales motivaciones de viaje para este segmento de demanda serán “el shopping y los deportes”. Con muy buena documentación y estadísticas dejó entrever que no hace falta hacer campañas específicas de promoción, porque los turistas irán a sitios que sean “efervescentes”. El futuro está en las cifras de gasto por turista y no en la cantidad de turistas que visitan un destino. Y la principal motivación es la de comprar. Esto significa que el futuro inmediato de todo destino es el mercado asiático: “el turista chino ya hace un gasto que es el doble del de un turista norteamericano, que es el segundo en el ránking. Y se espera que en pocos años se cuadruplique esta diferencia”. El futuro está en el mercado asiático, sobretodo por parte de China, pero también en otros países en los que el mundo occidental no piensa demasiado, como es el caso de Indonesia la cual, siempre según los estudios aludidos por el conferenciante, pasará a ser la quinta economía mundial en los próximos diez años. Tanto es así, que Fernández cree que quien piense que las compras no generan riqueza en los destinos está muy equivocado, ya que es el subsector que genera más puestos de trabajo.

La tarde de las starups
Por la tarde, las starups fueron las protagonistas. Juan Vicén, de Hyperloop, es un estudiante de la Universidad de Valencia que presentó una modalidad de transporte basada en un tubo de acero, dentro del cual habría un tren apto para viajeros y mercancías que se desplazaría a base de aire comprimido a altas velocidades gracias a unas baterías al principio del tubo y sin ningún tipo de rozamiento, por lo que la energía necesaria sería muy poca y además permitiría largos recorridos en tiempos muy reducidos. Por ejemplo, Barcelona-Valencia en 25 minutos. O transportar mercancías desde el sur de España al norte de Europa en 5 o 6 horas en lugar de los grandes recorridos que hacen los camiones en la actualidad. Su equipo de la Universidad de Valencia ganó un concurso convocado en los Estados Unidos por Elon Musk, el creador de coches eléctricos, SpaceX, Tesla o Solar City, que está buscando este tipo de transporte del futuro. Pero la gran inversión y la necesidad de hacer este tubo transfronterizo de centenares de kilómetros, hace que el invento no tenga una salida de forma inmediata más allá de la posibilidad de crear un tubo experimental de pocos kilómetros, de momento.

Jorge Rodergas, presentó Wanup, una iniciativa que pretende crear una fidelización de los clientes de hotel mucho mejor que los clubs de fidelización que existen en la actualidad y sobretodo, con muchos más hoteles de los que una cadena pueda tener. La iniciativa, que partió de Hoteles Catalonia, que aportó el capital inicial para desarrollar esta idea, cuenta ya con más de 400 hoteles desde que se empezó la captación en octubre de 2016. Las principales diferencias con los clubs de fidelización ya existentes que destacó Rodergas son: la flexibilidad (“una persona que esté en Londres quizás necesita un pase de metro, pero no el acceso a una piscina, cosa que sí puede querer el cliente de un hotel vacacional”), la inmediatez de los beneficios (“no hace falta esperar a hacer 50 estancias para tener un beneficio”), el trato personalizado y la relación calidad/precio.

Rui Fernandes, de Busup, plataforma que nació a partir de Avant Grup, explicó su idea de la movilidad basada en autobuses que han de poner al servicio de los ciudadanos todas las empresas. En su presentación hizo ver que el transporte público es radial, hacia el centro de las ciudades, cosa que estaba bien hace cien o cincuenta años, pero hoy en día las grandes empresas, fábricas y viviendas asequibles, están en la periferia donde no hay buenos transportes públicos. “Si el Barça se gasta tanto dinero en la seguridad, ¿por qué no se lo puede gastar en poner una gran flota de autocares para que la gente vaya al campo en ellos y no en coches?”. “El futuro no es el coche eléctrico, porque llenaremos las ciudades de coches eléctricos, el futuro es el transporte compartido”.

Carlos Montesinos, de Air Hopping, es un estudiante que un día pensó por qué no se podían hacer 3 o 4 vuelos a diferentes ciudades a precios reducidos, en lugar de tener que buscar uno para cada vuelo. Desarrollando esta idea ha conseguido una plataforma que te calcula el precio más barato entre 4 ciudades europeas, de forma que uno puede estar dos días en cada ciudad con un precio total de 4 viajes aéreos de unos 100-150€.

También se presentó Waynabox, quizás la más conocida de todas, la statup que te proporciona viajes sorpresa de fin de semana a ciudades europeas por 150€, avión y hotel, con la novedad de no conocer el destino hasta 48 horas antes. La plataforma anunció la próxima puesta en marcha de destinos más largos.

En definitiva, una jornada provechosa para los alumnos y una idea que parece ya consolidada en tres ediciones, ya que sus organizadores, BCN Moments, cuentan con el apoyo de la Obra Social La Caixa y el CETT, la prestigiosa escuela de turismo adscrita a la Universidad de Barcelona, así como diversas empresas.

0 0 0