Ecoturismo en Cataluña: retos para un turismo sostenible en los Espacios Naturales Protegidos

El ecoturismo, entendido de manera simplificada como aquel turismo responsable de observación y disfrute de la naturaleza respetuoso y dinamizador de las poblaciones locales, es una de las modalidades turísticas que mejor compatibiliza los objetivos y valores promovidos por los propios Espacios Naturales Protegidos (ENP) con la actividad turística y de uso público.

Este 2015 en que «Cataluña es tu casa», los destinos turísticos catalanes de interior y de montaña, y por extensión el sector del ecoturismo, toman un protagonismo especial, casi diría que inédito, para convertirse en referencia y atractivo para aquellos visitantes foráneos y locales con ganas de descubrir y disfrutar de los rincones que esconde la Cataluña más salvaje. Así, en un contexto de redescubrimiento interior de nuestro país coincidente con el proceso de consolidación del ecoturismo en nuestra casa, es oportuno detenerse y echar una mirada atenta a los retos que se plantean en el entorno del sector y de nuestros espacios naturales, sobre todo aquellos protegidos, que representan más del 30% de la extensión dentro de la ecuación territorial.

Primer reto: De… espacios protegidos frágiles y amenazados a… patrimonio conservado y valorizado. Es importante reconocer que Cataluña es naturaleza y es estratégico preservar ese carácter. Nuestros ENP albergan una rica diversidad de hábitats, especies, paisajes y fenómenos naturales, en un territorio relativamente pequeño cercano a los principales núcleos urbanos del país, que se convierten en un atractivo ecoturístico de primer orden. Es clave que al poner en valor este patrimonio natural y cultural se tenga muy en cuenta su fragilidad con los impactos, y se garantice su conservación haciendo un uso turístico sostenible y responsable.

Segundo reto: De… equipamientos e infraestructuras inadecuadas a… servicios de dinamización turística y territorial. Los ENP disponen de una extensa red de equipamientos públicos de acogida de visitantes, señalización e interpretación del patrimonio pero con importantes diferencias en cantidad y calidad entre ellos. Estos requieren ser optimizados para hacerlos atractivos e integrados en la oferta turística y afines a la lógica de dinamización territorial. Las opciones de acceso y movilidad interna en los ENP, sobre todo en transporte público o colectivo son escasas y poco competitivas, y la adaptación de los equipamientos para personas con necesidades especiales (movilidad, visual, auditiva, cognitiva) necesita aún recorrer un largo camino.

Tercer reto: De… sector con potencialidad a… sector consolidado y corresponsable. Dentro de la red de ENP se ofrece una diversa gama de actividades y productos de naturaleza que se pueden disfrutar durante todo el año, favoreciendo la desestacionalización, y como buen complemento de otros sistemas productivos, modalidades turísticas y servicios. Falta, sin embargo, la generación y promoción de más y mejores paquetes combinados que integren diversos servicios complementarios de ámbito rural (turismo rural, producto local, etc.). En cuanto a los proveedores de actividades de ecoturismo, se cuenta con un extenso y disperso tejido creciente integrado por microempresas repartidas por el territorio con alto nivel de especialización pero una baja profesionalización turística a la que se debe hacer frente.

Cuarto reto: De… sector poco planificado a… herramientas transversales y coordinadas con información de calidad. La Carta Europea de Turismo Sostenible (CETS), sistema de acreditación voluntaria de los ENP, se consolida como una valiosa metodología para la planificación del turismo de naturaleza y la concertación de agentes turísticos en pro del desarrollo local. Por otro lado hay una falta urgente de sistematización de datos y de información, cuantitativa y cualitativa, en materia de ecoturismo en Cataluña (estado de los recursos, productos y proveedores, preferencias de los usuarios, etc.).

Quinto reto: De… competencia entre microempresas e instituciones a… red de cooperación público-privada. Se requieren marcos de colaboración y fluidez entre los órganos públicos de planificación y promoción turística y los entes de gestión de los ENP, junto con los agentes privados sectoriales en ecoturismo. Tenemos un tejido empresarial de naturaleza dinámico pero poco organizado que necesita apostar por una visión en red y objetivos comunes ambiciosos. Hay que fomentar marcos de colaboración estables y efectivos que aglutinen y refuercen todos los agentes implicados en el sector ecoturístico.

En conclusión, unos cuantos retos que si se abordan con inteligencia y tenacidad pueden generar numerosas oportunidades en esta Cataluña que día a día se repiensa y se reescribe.

XavierCazorla(Ecoturismo)Xavier Cazorla, ambientólogo y fundador de la empresa ēleMents, muntanyes d’idees

xcazorla@inneus.cat

@XavierCazorla

0 0 0