¿Cuántos impuestos ha dejado de pagar Airbnb en Cataluña?

La plataforma de alquiler de alojamientos turísticos Airbnb presume de los ingresos que genera para la economía local donde actúa pero esconde lo que deja de pagar en impuestos.

Ya es conocida la ingeniería fiscal que tienen montada las corporaciones dedicadas a la economía colaborativa para evitar pagar impuestos. Airbnb tributa en Irlanda para aprovechar sus ventajas fiscales y el caso de Uber es paradigmático: sólo paga el 0,25% de sus beneficios.

Airbnb ha informado recientemente de los beneficios que ha aportado a Cataluña y Barcelona. Los calcula en 1.300 millones de euros para el conjunto del territorio, de los cuales más de 1.000 corresponden a Barcelona, un 65% más que en 2015. Incluye el gasto realizado por sus usuarios en alimentación, compras, ocio, actividades culturales, etc. durante la estancia.

Estos ingresos para la economía catalana lo han producido los 1,6 millones de turistas que se han alojado utilizando la plataforma. Lo que no explica Airbnb es cuanto ha dejado de pagar ella como empresa por los beneficios obtenidos por su actividad. Tampoco explica, aunque sea un caso menor, cuanto ha dejado de ingresar la administración en concepto de tasa turística.

13,5 millones de euros a pagar por tasa turística
Airbnb explica que la estancia media de sus clientes en Cataluña y Barcelona es de 4,2 noches. Así, los 1,6 millones de clientes sumarían 6.720.000 de pernoctaciones que deberían liquidar impuesto turístico. Según cálculos de Comunicatur, de acuerdo con las nuevas tarifas del impuesto turístico aprobadas en el Parlamento catalán los turistas alojados por la plataforma deberían abonar 13.419.000 euros anuales en concepto de tasa. Concretamente 12.285.000 € en Barcelona y 1.134.000 € en el resto de Cataluña. Cabe recordar que las nuevas tarifas del impuesto en Barcelona igualan a las viviendas turísticas con los hoteles de lujo, 2,25€ por noche.

Los cálculos con las tarifas de 2016 serían sustancialmente inferiores. El impuesto a pagar por los clientes de Airbnb hubiera supuesto 4.369.000 de euros (3.500.000 euros en la capital y 819.000 euros en el resto de Cataluña)

0 0 0