Cristina Cabañas, presidenta de Guitart Hotels: “Nos queremos expandir también fuera de Cataluña”

Guitart Hotels superó una difícil situación para pasar a ser un modelo de éxito turístico. Premiada con la mejor iniciativa de Responsabilidad Social Corporativa empresarial de España y con una fundación joven pero muy dinámica, estudia ahora su expansión. En la actualidad tienen cuatro hoteles en Lloret de Mar, uno en Barcelona y otro en La Molina.
Comunicatur entrevista a Cristina Cabañas, presidenta de Guitart Hotels.

 ¿Cuál es la situación actual del sector turístico de Lloret de Mar en general y del Grupo Guitart Hotels en particular?
La salud de Lloret está en proceso de mejora porque se están haciendo muchas cosas para que así sea, desde la creación de la Mesa Empresarial al apoyo que está dando el Ayuntamiento. Actualmente hay 25 “obras mayores”, lo que muestra la inversión que están haciendo los hoteleros y otras empresas de actividades complementarias, para mejorar sus negocios y el municipio.

¿Estas obras se hacen gracias a los acuerdos que el Ayuntamiento ha firmado con otras instituciones, como la Generalitat o la Diputación o son obras que se habrían realizado igualmente para relanzar la imagen del municipio?
Efectivamente, se puso “el marcador a cero” y entre todos los actores (sector, Ayuntamiento, Diputación y Generalitat) hacemos los deberes. La parte institucional adquirió unos compromisos y el sector privado se comprometió a invertir 20 millones de euros anuales, durante un largo periodo, en todo el municipio. Pero 25 obras mayores suponen bastante más de 20 millones de euros. Alguna ya representa, por sí sola, unos 30 millones de euros. Esto es una buena muestra que Lloret está haciendo los deberes y que la salud turística y como municipio mejorará rápidamente.

En Lloret de Mar los empresarios estamos haciendo grandes esfuerzos para mejorar la planta hotelera. Invertimos 20 millones de euros al año en todo el municipio durante un período largo

¿Y la salud del Grupo Guitart mejora al mismo tiempo que la de Lloret?
Bien, el Grupo Guitart pasó por una época difícil, al perder a su presidente y alma, como era Climent Guitart, pero ahora estamos comenzando una nueva etapa, con mucha ilusión y mucha energía. A corto plazo estamos trabajando fundamentalmente en la expansión del grupo. Estamos viendo diferentes activos para valorar la posibilidad de coger alguno en régimen de alquiler en Cataluña, pero quizá también con otros establecimientos fuera de Cataluña, pero dentro de España.

El grupo se ha situado en una buena plataforma de relanzamiento y eso es consecuencia de una serie de estrategias, de formas de hacer… Como representante de un modelo de éxito, ¿qué cree que deberían hacer las empresas turísticas para conseguir sus objetivos?
En 2014, cuando murió Climent, la situación del grupo era muy complicada y tuvimos que tomar decisiones drásticas, como la venta de algún activo importante o dejar alguno que no acababa de funcionar. Mi formación universitaria no estaba vinculada al mundo del turismo, sino al farmacéutico y por lo tanto, no podía dar grandes clases magistrales. Me rodeé de los mejores profesionales… y utilicé el sentido común. Mi regla de oro en la vida es “has de hacer lo que a ti te gustaría que te hicieran” y esto es lo que hice. Tuve ofertas millonarias con tal de vender, pero para mí lo más importante era el equipo de Guitart Hotels, eran las personas y seguí esta línea. Esto provocó que la gente se implicara mucho en esta nueva fase. No es que yo tire para adelante… es que es mi gente la que me empuja y me ayuda. Este es nuestro “secreto”. Luchaba para poder salvar Guitart Hotels… mis hijos se apellidan Guitart y cuando eran pequeños y les preguntaba “Qué queréis ser de mayores?” ellos me contestaban que “Hoteleros, como Papi”. Me siento portadora de un legado que tiene 64 años de historia y no podía hacerlo desaparecer, lo que debo hacer es conservarlo, mejorarlo y traspasarlo. Por suerte, dos de los tres todavía lo tienen clarísimo, ¡llevan el ADN de hotelero dentro!

La Fundación Guitart tiene dos objetivos: la formación en turismo y la solidaridad

Hablemos de la Fundación Guitart: ¿cuál es su objetivo general, qué importancia tiene hacia la marca Guitart Hotels y cómo funciona?
La Fundación Guitart tiene dos objetivos: la formación en turismo y la solidaridad. Los dos están muy relacionados con la figura de Climent, que fue pionero en el ámbito de la formación en turismo, estudiando en las mejores universidades del mundo (Harvard, Cornell, Aix-en-Provence…) por un lado y por otro era una persona muy solidaria, aunque era muy discreto al respecto. La Fundación nació en mayo de 2018 y sirvió para ordenar las acciones que de forma puntual o continuada ya realizábamos. A partir de aquí y gracias al apoyo e implicación de grandes empresas y personas del sector, que han aceptado participar como patronos, estamos desarrollando muchos proyectos. Por ejemplo, hemos firmado un acuerdo con la Fundación Barça, que comparte el mismo espíritu de actuación que nosotros y llevaremos a cabo dos acciones muy concretas, la primera vinculará formación en turismo y deporte, en una especia de “clinic de turismo”. La segunda la haremos juntamente con la Fundación Enriqueta Villavecchia, que tiene un programa con niños enfermos de cáncer que podrán gozar de unas vacaciones con sus familias y algunos médicos y sanitarios, jugando en actividades de ocio programadas.

¿La Fundación tiene una incidencia directa en el posicionamiento de la marca Guitart Hotels?
Evidentemente nosotros no lo hacemos para mejorar la marca, pero es indudable que tiene una incidencia directa. Por ejemplo, en Fitur se nos concedió el premio CaixaBank a la mejor iniciativa de Responsabilidad Social Corporativa empresarial de España, compartido con dos empresas más. Espero que con el tiempo la Fundación se convierta en un legado para la sociedad tan importante como el propio grupo empresarial.

Hablemos del Brexit. Teniendo en cuenta la importancia del mercado británico en Lloret (el segundo después del francés), ¿cómo se preparan los hoteleros para hacer frente a la salida del Reino Unido de la UE?
El Brexit asusta a todos, pero los turoperadores con los que hablamos nos dicen que estemos tranquilos, que, a pesar de que las reservas están un poco por debajo del año pasado, esta bajada no es significativa, de momento. Tendremos que ver cómo se desarrolla finalmente la famosa salida, para poder hacer valoraciones más ajustadas. Todavía hay demasiados interrogantes en el aire.

¿Cree que España en general y Cataluña en particular, son destinos low cost?
Creo que, por lo que ofrecemos, la relación calidad/precio en España es magnífica. Hemos de apostar por una oferta de calidad, introduciendo cambios y modernizaciones de planta, como se está haciendo en Lloret, para atraer un turismo de calidad y esto, poco a poco, provocará una mejora de precios y más gasto por parte de los visitantes.

El Brexit asusta a todos, pero a pesar de que las reservas están un poco por debajo del año pasado, la bajada no es significativa

¿Cree que las empresas turísticas están comprometidas con la sostenibilidad? ¿Se piensa en ello a medio y largo plazo… o se piensa exclusivamente en los beneficios a corto plazo?
Creo que depende del tipo de empresa. Hay algunas que sólo piensan en el beneficio a corto plazo, pero en general cada vez hay una mayor concienciación, tanto por parte de la oferta como de la demanda. Las nuevas generaciones están mucho más educadas en este sentido y se preocupan por hechos que nosotros ni pensábamos cuando teníamos su edad. Y esto es muy bueno.

En determinados destinos, la Administración es un actor fundamental en el desarrollo. ¿Qué le pide un empresario a la Administración?
A nivel promocional, que implemente una buena y eficaz línea estratégica promocional, que dé a conocer los valores del destino. A nivel de gestión local, entiendo que la Administración tiene que velar, sobre todo, por los equipamientos y la seguridad. Escuchar a los empresarios y actuar en común es otro de los aspectos que considero que se deben tener en cuenta. Hay que decir que el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Lloret lo está haciendo muy bien: escucha a los empresarios y actúa en consecuencia, a pesar de que no siempre estemos de acuerdo. En el caso concreto de Guitart, siempre que hemos ido a exponer alguna cosa, se nos ha escuchado y esto es de agradecer. Creo que se ha avanzado mucho en el campo de la gobernanza conjunta sector público-sector privado.

¿Y al revés? ¿Cómo cree que puede ayudar el sector privado en el desarrollo global de un destino turístico determinado?
Básicamente haciendo los deberes. Por ejemplo, en Lloret de Mar los empresarios estamos haciendo grandes esfuerzos para mejorar la planta hotelera y esto, de hecho, influye de forma muy importante en el aspecto de la propia localidad, lo que constituye un valor básico de atracción.

Para tener un destino de calidad hay que contar con profesionales cualificados que la gestionen, tanto desde el ámbito privado como público. ¿Cómo ve el mercado laboral turístico y la formación/implicación de sus profesionales?
Creo que se ha evolucionado mucho. La gente joven está muy preparada. Nosotros tenemos jefes de departamento muy jóvenes y excelentemente preparados y trabajadores con muchos años de experiencia que se han profesionalizado a base de tiempo, porque en su momento no pudieron acceder a una formación determinada. Saber conjugar las dos actitudes es fundamental para avanzar. Y contar con un buen equipo directivo, que ilusione y tire para adelante los proyectos. Esto comporta diferencias salariales, pero espero que disminuyan con el tiempo.

¿Cómo ve el futuro del turismo en Lloret en particular y en Cataluña en general?
Creo que es un sector que lleva unos años de mucha bonanza y aunque parece que comienzan a haber algunas señales de aviso, continúa teniendo una muy buena salud. El país es excelente en todos los sentidos: cultural, gastronómico, paisajístico, etc. y cuenta con una relación calidad/precio fantástica. Es decir, el sector, ahora mismo, tiene una salud de hierro.

Y como empresaria, ¿cree que se está trabajando en esta dirección?
Sí, sin duda. Desde las administraciones públicas a las empresas privadas se está trabajando mucho y bastante bien para que continúen viniendo los turistas y, si es posible, haciendo que prevalezca la calidad por encima de la cantidad.

0 0 0