Cerca de pacificar el conflicto de los vigilantes de seguridad en los aeropuertos

El Ministerio de Fomento, Aena, los sindicatos UGT y CCOO y las empresas privadas han cerrado un acuerdo que estipula las nuevas condiciones laborales de los vigilantes de seguridad privada en los aeropuertos.

El conflicto que se inició en El Prat este verano y que se ha ido extendiendo a otros infraestrutura aéreas de Aena podría comenzar a cerrarse. La huelga indefinida de los vigilantes de Eulen los meses de julio y agosto en Barcelona generaron una situación crítica en el aeropuerto de Barcelona. El Estado se vio obligado a tomar medidas extraordinarias desplegando efectivos policiales para controlar el servicio de vigilancia de los trabajadores de Eulen en los filtros de control. El conflicto laboral se superó con un laudo obligatorio.

A partir de ahora, Fomento modificará los pliegos de contratación de los servicios de seguridad en los aeropuertos que también se harán extensivos a los concursos de Renfe. Todas las empresas que liciten por un contrato de seguridad se verán premiadas en criterios de calidad y de salarios de los vigilantes. Estos aspectos tendrán más peso en el concurso que la oferta económica. Los sindicatos habían criticado que hasta ahora las empresas participaban en una especie de subasta para ofrecer el precio más bajo y esto terminaba repercutiendo en las retribuciones y condiciones laborales del vigilantes.

El acuerdo contempla pluses para los trabajadores de los aeropuertos y el cumplimiento del convenio estatal de la seguridad privada que ya prevé un aumento salarial del 2% anual. Con la obligatoriedad de cumplir las condiciones marcadas en el convenio de seguridad se garantiza que ninguna empresa pueda retribuir por debajo del marco fijado por el sector.

0 0 0 0