Calella quiere reconvertirse turísticamente

El municipio de Calella, con 50 años dedicados al turismo, cuenta con un plan de acciones local que marcará la estratégica de reconversión turística de este destino maduro.

Calella quiere configurarse como un municipio con identidad, que cuenta con aspectos históricos o naturales y con una unidad estética y urbanística (para este último aspecto marcarán determinados criterios estéticos). Con esta personalidad definida es cómo buscarán promocionarse turísticamente en el extranjero.

La playa continuará siendo un polo de atracción y por ello apuestan por mantenerla con su máxima calidad. La atracción de nuevos perfiles turísticos ofreciendo otras actividades que acompañen al “sol y playa” como el turismo cultural, deportivo o de salud es uno de los objetivos. También buscarán abrir la montaña a nuevas actividades complementarias como el BTT, el trekking o los paseos y potenciar los espacios verdes dentro de la ciudad para diversificar la oferta.

Como municipio turístico consolidado, el Pacto Local por el Turismo quiere garantizar la convivencia en el espacio público, uno de los grandes retos en el tratamiento del turismo de Calella. Aplicarán nuevas políticas de civismo para aumentar la percepción de seguridad y limpieza. Pretenden diversificar la oferta de ocio nocturno más allá de los pubs y discotecas y crear nuevas fuentes económicas para que no dependan sólo del turismo.

Las dos premisas que de entrada marcan este Plan son que las acciones futuras en materia de turismo deben estar pensadas tanto para los visitantes como para los ciudadanos y que estas acciones encaminadas a la reconversión turística de Calella no serán posibles si a la ciudad no se la acompaña de mejoras urbanísticas, infraestructuras y servicios.

0 0 0