Buenas expectativas para los cruceros en Cataluña

El puerto de Palamós prevé este año una temporada positiva con la llegada de 36 cruceros y aproximadamente 31.500 pasajeros. En Roses se prevé la llegada de 7 cruceros y la visita de unos 1.300 pasajeros a lo largo de seis meses y la ciudad de Barcelona acogerá en 2014 el crucero más grande del mundo.

Con 36 escaleras de cruceros previstas para 2013, el puerto de Palamós incrementa las estancias en un 38% respecto a 2012 e iguala el número de escalas de la temporada 2011, la mejor de este puerto hasta ahora.

Unas cifras muy positivas que, por séptimo año consecutivo, lo posicionan como segundo puerto de Cataluña en esta actividad. A pesar de que la cifra de pasajeros es un 6% inferior a la de 2012, desde la Generalitat afirman que “se mantienen entorno a la media de las últimas cinco temporadas, que se sitúa en 33.000 pasajeros por temporada”.

Este año destaca la llegada de un 42% de cruceros de lujo -barcos de pequeño formato de entre 200 y 500 pasajeros- y la presencia por primera vez de navieras como Croiseres lleva France, Azamara Cruises, Phoenix Reisen, FTI Cruiseres, Shipping Partnesinc y V Ships.

Roses, por segundo año consecutivo, se consolida como segundo puerto de cruceros de la Costa Brava con la llegada de 7 cruceros y la visita de unos 1.300 pasajeros en seis meses. Respecto al año pasado, este puerto recibirá dos escaleras más y un número de pasajeros similar al de la temporada pasada.

Barcelona, base del crucero más grande del mundo

El crucero más grande y más innovador del mundo –de 360 metros de eslora y capacidad máxima de 6.300 pasajeros y más de 2.300 tripulantes– tendrá la ciudad condal como puerto base de las tres rutas que prevé hacer en Europa en 2014.

Royal Caribbean ha escogido este puerto como base de operaciones de las primeras visitas del Oasis of the Seas en el Mediterráneo, siguiendo la tradición de posicionar sus barcos más modernos en Barcelona.

La directora general de Royal Caribbean en España y Francia, Belén Wangüemert, ha recordado que las escalas del Oasis of the Seas supondrán un impacto económico para la ciudad de más de 4 millones de euros.

Este año el día de máxima afluencia de cruceristas en el Puerto de Barcelona será el 17 de mayo, cuando se esperan más de 29.000 pasajeros y 8 barcos. Las previsiones para este año es llegar a los 2,6 millones de pasajeros.

[HOME]

0 0 0 0