Boí-Taüll pasa a manos de la Generalitat que ya tiene 6 estaciones de esquí

La empresa que gestionaba Boí Taüll, Promocions Turístiques de la Vall SA, ha entregado la propiedad de la estación de esquí a la Generalitat de Cataluña al no poder pagar el crédito que tenía con el Instituto Catalán de Finanzas. Con Boí, el gobierno catalán ya suma la propiedad de 6 estaciones, las otras son: La Molina, Valle de Núria, Espot, Portainé y Vallter 2000.

El Gobierno catalán ha informado que con la operación busca asegurar el mantenimiento de la actividad, los puestos de trabajo de la estación de esquí e impulsar la economía de la comarca. Se trata de la dación en pago de las principales fincas e instalaciones de Boí-Taüll. Lo curioso del caso es que Promocions Turístiques de la Vall SA mantendrá la gestión de la estación durante los próximos 5 años, a través de un contrato de arrendamiento que incluye la opción de compra al finalizar el periodo. Además la empresa se compromete a elaborar un plan de negocio con inversiones de mantenimiento para modernizarla.

La estación de Boí- Taüll es el principal activo económico de la comarca de la alta Ribagorça. En 2012 presentó concurso de acreedores dada la elevada deuda que acumulaba Promocions Turístiques de la Vall, filial del grupo Nozar. Parecía que con la quita con los acreedores la compañía podría tirar salvarse. Desde entonces la Generalitat ha ido concediendo préstamos de forma continuada pero finalmente los problemas económicos han forzado a entregar la instalación a cuenta de la deuda de los créditos.

0 0 0 0