Barcelona puede tener dos organismos turísticos públicoprivados

El primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, ​​Jaume Collboni, ha anunciado su intención de crear un fondo público-privado destinado a cambiar el modelo turístico de la ciudad.

Este fondo parece que entraría en competencia con el Consorcio, también público-privado, Turismo de Barcelona. Collboni quiere encontrar un espacio de “complicidad de los agentes turísticos de la ciudad para establecer actuaciones concretas para el turismo sostenible y de calidad orientadas a potenciar la oferta turística y cultural de la ciudad y crear nuevos imaginarios”. La cuestión es si este objetivo no se puede dar en el marco de Turismo de Barcelona, ​​donde coexisten representantes del sector privado como hoteleros o la Cámara de Comercio y el propio consistorio.

El Ayuntamiento controla el Consorcio pero la creación de un fondo paralelo con dinero también privado posiblemente conllevará la creación de algún nuevo órgano de control o coordinación de las acciones de este presupuesto. Recientemente el Plenario del Ayuntamiento aprobó por una amplísima mayoría solicitar un incremento sobre el impuesto turístico que se recauda en la capital catalana. En caso de tirar adelante esta medida los ingresos del ayuntamiento por este impuesto se multiplicaría por tres o por cuatro. Un dinero que podría ir a Turismo de Barcelona, ​​o no, tal vez al nuevo fondo anunciado por Collboni.

Después de las elecciones municipales la dirección del ámbito del turismo en el Ayuntamiento ha sido remodelada y sus nuevos responsables tienen un perfil muy potente. Destacan el concejal de Turismo e Industrias Creativas, Xavier Marcé, y el nuevo director Operativo de Turismo, Xavier Suñol.

0 0 0 0