Barcelona y Palamós cumplen las previsiones crucerísticas

A pesar de la crisis, el sector de los cruceros confirma su buena salud en Cataluña y tanto el puerto de Barcelona como el de Palamós hacen realidad las previsiones que hacían ahora hace un año.

El puerto de Barcelona supera la cifra récord de dos millones de cruceristas conseguida en 2008. Un total de 2.151.465 pasajeros llegaron o salieron del puerto a bordo de los barcos de crucero que visitaron la capital catalana y que a lo largo del año han sumado 799 escalas.

La cifra supera en un 3,7% la de 2008, un crecimiento impulsado especialmente por la llegada de nuevos barcos durante los meses de invierno, hecho que ha contribuido a romper con la estacionalización vinculada a este sector turístico y a alargar la temporada de cruceros durante todo el año. El impacto económico de los cruceros sobre la ciudad de Barcelona se calcula en unos 200 millones de euros.

La mejor temporada de cruceros en Palamós

En 2009, el puerto de Palamós ha logrado la mejor temporada de cruceros de su historia con 35.554 pasajeros, 13.566 tripulantes y 32 escalas. Estos resultados consolidan este sector como oferta turística y como fuente de dinamización económica de la ciudad y de las comarcas gerundenses.

Según las estimaciones hechas por la Unión Europea en un estudio sobre el turismo en los puertos, la actividad de cruceros ha generado en Palamós y en su área de influencia un impacto económico de 1,9 millones de euros.

0 0 0 0