Aviso a los TTOO

Una veintena de turoperadores alemanes, británicos y franceses podrían ser sancionados si no eliminan aquella publicidad que perjudica la imagen del destino catalán y que «vende» actitudes y prácticas que no estan permitidas. Y así se lo ha hecho saber la Generalitat de Catalunya.

Los responsables turísticos catalanes han detectado un tipo de publicidad que fomenta, por ejemplo, el consumo abusivo de alcohol y actuaciones incívicas en espacios públicos. Ambas cosas están prohibidas por las normativas catalanas y, por lo tanto “distorsionan la imagen del destino presentándolo de manera distorsionada”, aseguran fuentes de la Dirección General de Turismo.

En caso que los turoperadores no rectifiquen, podrían enfrentarse a sanciones que oscilan entre los 3.000 y los 15.000 euros.

Campaña de inspecciones

Además del control sobre este tipo de publicidad, la Dirección General de Turismo, en colaboración con el consistorio de Lloret de Mar, ha puesto en marcha una campaña de prevención en los establecimientos hoteleros para evitar posibles sobreocupaciones.

Con medidas como ésta, la Dirección General de Turismo asegura que “el objetivo es evitar ciertas prácticas empresariales y comportamientos que perjudican la imagen de nuestro destino. Hemos empezado a trabajar, codo con codo con Lloret de Mar, uno de los principales destinos catalanes y donde sus responsables turísticos están sensibilizados con este tema. Nuestra actuación complementa las decisiones del consistorio de Lloret, como las recientes ordenanzas para reconducir el model de ocio nocturno de la población”.

0 0 0