Asia, la esperanza de futuro para el mundo del turismo

Asia superará al resto de continentes como potencia económica y demográfica. También mostrará una superioridad en aspectos tecnológicos y a nivel social adoptará valores y comportamientos más occidentales, según los expertos.

En este camino de evolución ya encontramos una clase media asiática que tiene como prioridad viajar. En 5 o 10 años querrán salir de su continente y los destinos europeos deberían ser conscientes del fenómeno que supondrá y deberán estar preparadas para poder atraer este nuevo emisor. Un ejemplo es China, en 2017 emitió al exterior 131 millones de turistas, un 5,7% más que el año anterior. También es un receptivo turístico importante con 139 millones de turistas, 824 hoteles de cinco estrellas y más de 2.400 de cuatro.

Por otro lado, el desarrollo de Asia también conlleva una oportunidad de inversión turística. En estos momentos la rentabilidad hotelera en este continente es más elevada que en ninguna otra zona del mundo. Así pues, el futuro hotelero pasa por la inversión en Asia. Compañías como Meliá podrían doblar su presencia en el continente en los próximos años.

0 0 0