50 escalas y 43.000 pasajeros en Palamós, Roses y Sant Carles de la Ràpita

Cada año, más compañías apuestan por estos destinos de la Costa Brava y las Terres de l’Ebre, para ofrecer a los turistas de crucero nuevos parajes de la geografía catalana.

La temporada de cruceros 2014 en los puertos de Palamós, Roses y Sant Carles de la Ràpita se ha cerrado con 50 escalas, unos 43.000 pasajeros y un impacto económico estimado de 3 MEUR en el conjunto del territorio.

En la Costa Brava, el puerto de Palamós ha recibido 38.616 pasajeros y 36 escalas, un 29% más de pasajeros y un 5% menos de escalas, respecto al año 2013. Por su parte, el puerto de Roses ha cerrado la temporada con 10 escalas de crucero y 3.700 pasajeros, doblando el número de escalas y casi multiplicando por cuatro el número de pasajeros, respecto al año pasado.

En las Terres de l’Ebre, el puerto de Sant Carles de la Ràpita, que se ha estrenado este verano en la actividad crucerística, ha cerrado la temporada con cuatro escalas y medio millar de pasajeros.

La actividad de cruceros de los puertos de Palamós, Roses y Sant Carles de la Ràpita y sus destinos turísticos se promueven en los diferentes foros del mercado crucerístico a través de las marcas Costa Brava Cruise Ports y Delta Ebre Port.

Balance en Palamós

Palamós inició la temporada en abril y la ha finalizado en noviembre, confirmando la desestacionalización de la actividad de cruceros.

En cuanto al perfil de los turistas de crucero, casi la mitad han sido británicos (49%), seguidos de los franceses (32%), norteamericanos (9%), irlandeses (2%), australianos (2%), belgas (1%) y canadienses (1%), entre otros. Un 31% de los pasajeros han hecho excursiones, especialmente a Girona, Figueres y Púbol, Tossa de Mar, Lloret de Mar, Pals, Peratallada, la Bisbal d’Empordà, Castelló d’Empúries, Platja d’Aro, Begur y Barcelona.

0 0 0