36 empresas del Maresme ya son Puntos de Información Turística

La Diputación de Barcelona, a través del área de turismo, puso en marcha hace unos años un proyecto pionero muy interesante para mejorar la calidad de la información turística que se ofrece en el territorio a través de una red de información público-privada.

Ahora ha sido la comarca del Maresme la que se ha beneficiado de la red y por ello, hasta 36 equipamientos y servicios turísticos del Maresme han recibido la acreditación como nuevos puntos de información turística. Estas acreditaciones reconocen la labor informativa y de asesoría que muchos establecimientos y servicios turísticos ya están haciendo. Para recibir el distintivo, el programa de la Diputación organiza ciclos informativos con sesiones de conocimiento del territorio, elaboración de un catálogo de servicios y productos turísticos e informaciones.

El programa “Puntos de Información Turística” comenzó a implantarse en el año 2013 en el Alt Penedès y el Anoia, donde se acreditaron más de 30 establecimientos. Un año más tarde fueron las comarcas del Berguedà y de Osona las que acreditaron más de 50 equipamientos. Ya en el 2015, la comarca del Vallès Oriental certificó 17 empresas y equipamientos. Finalmente, en este 2016 han sido las comarcas del Bages, Garraf, Vallès Occidental, Baix Llobregat y Maresme las que se han incorporado al programa, siendo el Maresme donde más adhesiones se han conseguido con estos 36.

Éxito del programa
foto-maresmeEl programa “Puntos de Información Turística” ha ido ganando poco a poco adeptos, hasta el punto que las comarcas pioneras han empezado a ampliar el número de equipamientos y servicios adheridos. Así, en el 2015 el Anoia amplió en 20 puntos más los que ya tenía y este año han sido las comarcas del Berguedà (11 puntos más) y de Osona (17) las que han aumentado los puntos de información existentes previamente.

El programa parte de la red de oficinas de turismo de la demarcación de Barcelona, pero la Diputación quería aumentar los puntos de información para que el turista y el visitante tuviera la posibilidad de ser informado de toda la oferta turística más cercana, al mismo tiempo que pudiera recibir asistencia y soporte en la organización de su estancia. Estos puntos son, por lo tanto, complementarios a las oficinas de información turística y si bien no pueden dar un servicio tan completo, sí que ejercen una función informadora importante, ya que cubren los horarios y territorios que no pueden hacer las oficinas.

Para obtener la acreditación, se ha de seguir un ciclo formativo de 22 horas y la Diputación se ocupa de facilitar un catálogo de servicios y productos turísticos, un dossier informativo y agendas de interés en soporte informático, display dispensador de material de promoción, envío de este material y un seguimiento técnico.

El acto de acreditación de las empresas del Maresme tuvo lugar en el Castillo de Santa Florentina, en Canet de Mar (foto) y contó con la participación del diputado adjunto de Turismo de la Diputación de Barcelona, Pere Regull.

0 0 0 0